14 nov. 2012

Hoy sólo necesito escribir...

Hoy os escribo porque tengo la necesidad de escribir. Quizás nunca os lo conté, pero siempre soñé con ser escritora. ¿Qué tiene de raro? Hay quien sueña con ser astronauta, bombero o actriz. Yo de pequeña soñé con escribir. Quizás por eso vivo entre letras, adorando portadas de libros en los que una vez soñé y dormí, reí y me enamoré. Quizás por eso, cuando no sé hacia donde ir, escribo sin intención y eso calma mi ansiedad. Hoy necesito escribir porque ha sido un día largo, porque los nervios se han transformado en lágrimas y las noticias en besos y abrazos de esos que dicen mucho sin hablar. Hoy he revivido momentos que dejé hace mucho tiempo atrás, que se quedaron pendidos en el dolor. Hoy no he tenido miedo, pero he sentido la desesperación de una espera tan larga como el infinito. Se ha caído una losa; se ha abierto una veda al futuro; se ha hecho una promesa de vida. ¿A qué viene todo eso? A que hoy ha sido un día largo, pesado, en el que alguien muy importante para mí ha pasado 5 horas en quirófano, hablando con la muerte, riendo con la vida. Además, hoy nos hemos convencido de que 5 ángeles, nuestros padres y tíos, han velado por ella, por nosotros, para que la vida que ellos perdieron alargue las nuestras. Puede que lo entendáis o no, pero la historia de mi familia estaba marcada por una letra escarlata y hoy ha triunfado la vida. Hoy toca brindar por ella, por los que se fueron y nos cuidan y por las buenas noticias que a ellos no les llegaron y que hoy recogemos.

2 comentarios:

  1. Y yo brindo contigo. Bss y un gran gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa, me alegra mucho que todo haya salido bien. Mucho ánimo y un beso enorme.

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante para mí. ¡Gracias por darle vida a este blog!