18 nov. 2015

7 consejos para disfrutar de un día de shopping

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ir de compras es una actividad que fascina a muchísimas mujeres, pero a veces, cuando eres una chica XL, la sociedad (y la tiranía de algunas tiendas) te han hecho pensar que no es para ti. ¡Estás equivocada! A continuación te voy a dejar una serie de consejos para que tu próxima salida en busca de los trapitos que te hagan sentir (más) bella, sea todo un éxito.

1. Más vale sola que mal acompañada.


Si todavía no te sientes del todo cómoda yendo de compras y pierdes seguridad a la hora de quedar con otra persona para esta actividad, quizás es mejor que vayas tú sola. Pasea con tranquilidad, entra en las tiendas (incluso en las que piensas que no tienen nada para ti) y cuando te sientas agobiada, tómate un café y descansa. Haz que sea un día especial para ti misma.

2. No te lo lleves sólo porque sea de tu talla.

A veces, cuando no me sentía tan segura con mi cuerpo, comentía el error de llevarme ropa horrible que no me gustaba sólo porque en ella cabía mi culo. Era como si por ser de mi talla, estuviera obligada a meterla en mi cesta porque si no no podría comprarme otra cosa y me frustraba más irme con las manos vacías. Es un error garrafal. Compra la ropa que te guste, con la que te sientas bien. Si no es así, ya encontrarás algo mejor.

3. ¡Pruébatelo!

La ves allí, colgada en su percha. Es una prenda preciosa que te encanta pero miras la etiqueta, vuelves a mirarla, y piensas que esa no es tu talla y no cabrás en ella nunca. ¿Por qué no te la llevas al probador? A veces nos obcecamos en que no vamos a entrar en ninguna talla de determinada tienda y nos llevamos una sorpresa. Sin ir más lejos, yo el otro día me compré una chaqueta en una tienda de Inditex pensando que no me serviría ¡y me cerraba!



4. Haz caso a las dependientas…lo justo.

Yo siempre digo que nadie conoce mejor tu cuerpo que tú misma. En algunas ocasiones las dependientas se afanan en intentar ayudarnos y comienzan a sacar ropa que ni siquiera se la pondría tu abuela para bajar a por el pan. Otras se empeñan en enseñarte ropa negra “para disimular” o piensan que quieres esconder tus kilos bajo camisetas que parecen sacos de patatas. Guíate por tu intuición, visualízate con aquello que te gustaría llevar y sé la dueña de tus decisiones.

5. Más no tiene por qué ser menos.

Automáticamente, en cuanto entras a una tienda, tus ojos buscan las prendas más anchas y oscuras. Esto seguramente sea porque todavía piensas que cuanta más tela, más disimulas esas zonas que te acomplejan. ¡Ni hablar! Verás como con prendas más entalladas resaltas tu figura y te ves mejor.

6. ¡Atrévete!

¿Estampados? ¿Minifalda? ¿Un crop top? ¿Por qué no te atreves ni tan siquiera a imaginarte con ello? Estas prendas pueden  llegar a ser nuestras mejores aliadas para brillar si abrimos nuestra mente y nos dejamos seducir por la ropa de moda de la temporada. ¡Las chicas plus size podemos ser it girls!



4 comentarios:

  1. Quererse a uno mismo es el primer paso, la que esta frente al espejo eres tu y eres única.... A por ello!

    ResponderEliminar
  2. Que bueno, me encanta pasar un buen día de compras.

    ResponderEliminar
  3. Unos consejos estupendos!! Un besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
  4. ¡Geniales esos consejos! Un besote

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante para mí. ¡Gracias por darle vida a este blog!